Grabado láser

Junto al procedimiento convencional de grabado, BOPLA le permite también personalizar la superficie de sus productos utilizando el procedimiento de grabado láser. Durante el grabado láser se utiliza un rayo láser para tallar la superficie, originando la fusión o la vaporización del material. La profundidad del grabado depende de la intensidad y la duración de la radiación. De ese modo es posible grabar texto o figuras en componentes de aluminio. No se modifican las propiedades mecánicas y químicas de la pieza.

El procedimiento completo se lleva a cabo sin agentes químicos, y no es preciso un tratamiento previo, o posterior. Por lo tanto, resulta especialmente ecológico.

Una ventaja decisiva para el cliente es que el grabado láser es permanente. No puede eliminarse, a diferencia de la técnica de impresión o la colocación de adhesivos. En consecuencia, presenta una mayor protección contra falsificaciones, y se conserva durante periodos de uso prolongados, incluso en entornos agresivos.

En los pedidos no es necesario observar un número mínimo de unidades.