RoHS / REACH

Conversión en legislación nacional de la directiva comunitaria RoHS (Directiva 2002/96/CE sobre la restricción en el uso de determinadas sustancias peligrosas en equipos eléctricos y electrónicos).

Con esta ley alemana se asumen en la legislación nacional las directivas 2002/96/CE y 2002/95/CE, que restringen la utilización de determinadas sustancias peligrosas en equipos eléctricos y electrónicos. La directiva comunitaria RoHS prohíbe desde el 01/07/2006 la puesta en circulación de equipos eléctricos fabricados con determinadas substancias peligrosas, o bien que contienen una cantidad inadmisible de los siguientes materiales:

  • Plomo
  • Mercurio
  • Cromo hexavalente
  • Bifenilo polibromado PBP
  • Difeniléter polibromado PBDE
  • Cadmio

El objetivo es evitar residuos y reducir el volumen de residuos mediante una reutilización de los equipos, así como disminuir las sustancias peligrosas contenidas en los equipos eléctricos y electrónicos.

Mediante la prohibición del uso de las sustancias mencionadas más arriba se trata de evitar de antemano el impacto ambiental y posibles daños para la salud de los usuarios. BOPLA considera desde siempre una obligación reducir el impacto ambiental debido a posibles sustancias nocivas y responder al mismo tiempo a la creciente demanda de productos ecológicos.

Para la implementación de las exigencias de la directiva RoHS se creó por consiguiente un equipo de proyecto, que a fecha de hoy ha adaptado casi todas las series de cajas de BOPLA para cumplir con los requerimientos de la ley alemana ElektroG.

Certificados actuales/Declaración de conformidad