News.jpg
 

Sistemas de entrada listos para su uso en aplicaciones exigentes

En los teclados capacitivos de BOPLA es posible integrar los sensores y el equipo electrónico de evaluación en una unidad de entrada compacta, en lugar de disponer ambas funciones en la placa de circuito impreso como es habitual en la actualidad, separadas de la superficie de manejo. Esto es posible gracias al equipo electrónico híbrido, que permite equipar superficies de forma aleatoria con sensores táctiles de configuración individual. Estos sensores, tanto teclas individuales como correderas o una matriz, pueden imprimirse directamente sobre la superficie de manejo concreta —de cristal o de metacrilato, la tapa de la caja, etc.— o sobre una lámina separada. Una lámina táctil de este tipo puede adherirse sobre cualquier superficie para convertirla en una unidad de entrada.

«Estamos en condiciones de satisfacer ampliamente las expectativas individuales de nuestros clientes, tanto si desean un teclado capacitivo como una caja para equipos electrónicos, una unidad de visualizado o un dispositivo completo, listo para la venta. Si conocemos las condiciones marco del cliente, podemos desarrollar y fabricar exactamente la solución ideal para su aplicación concreta», explica Nikolai Wilke, Gerente de producto Unidades de entrada en BOPLA.

Configuración individual, gran estabilidad y durabilidad y bajos costes de material

Entre las ventajas de los equipos electrónicos impresos se cuentan su máxima flexibilidad a la hora de elegir las superficies, la libertad de configuración de los sistemas capacitivos de entrada, de acuerdo con la aplicación específica, y una fabricación eficiente, así como un consumo reducido de material. La combinación con la impresión gráfica ayuda a ahorrar costes.

Al mismo tiempo, aumentan la fiabilidad y la durabilidad de los sistemas de entrada, pues es posible garantizar un funcionamiento impecable de la superficie cerrada, incluso en entornos húmedos o sometidos a la acción de líquidos agresivos, suciedad y otras impurezas. Dado que las unidades de entrada capacitivas de BOPLA son fáciles de limpiar, pueden utilizarse en ámbitos industriales, en zonas expuestas a agentes agresivos, en lugares accesibles públicamente o en entornos con exigencias elevadas a la higiene, como puede ser la producción de medicinas o alimentos.

Con el fin de garantizar una evaluación segura de las señales, BOPLA suministra sus sistemas de entrada capacitivos como solución Plug & Play junto con conectores planos de diseño específico para conectar la electrónica de los sensores con el sistema existente.


En las unidades de entrada capacitivas que BOPLA diseña de forma específica para sus clientes, la inteligencia se encuentra en el teclado mismo, y no en la tarjeta de circuito impreso. Esto es posible gracias a una lámina sensora flexible, con circuito electrónico impreso, con la que es posible convertir cualquier superficie, incluso alabeada, en una unidad de entrada, o realizar superficies de manejo retroiluminadas. Al mismo tiempo, estos sistemas son menos sensibles a las interferencias, más durables y más agradables de utilizar que los teclados capacitivos convencionales. Son idóneos para aplicaciones en las que se ven sometidos a esfuerzos mecánicos elevados, o que deban satisfacer estándares muy elevados en cuanto a la higiene.

Zurück
BOPLA Digital – ¡Ahora de forma interactiva!